¿Casa o condominio? Descubra qué le conviene más a usted

¿Casa o condominio? ¿Sabe ya si quiere vivir en la ciudad, en la playa, en un barrio residencial? Entonces ya sabe cómo quiere vivir.

Si no lo tiene tan claro, seguramente esté intentando averiguar si le conviene más una casa familiar o más bien un condominio. En este caso no hay una respuesta correcta o incorrecta. Puede ser feliz con cualquiera de las decisiones.

No obstante, a continuación vamos a desgranar los matices de vivir en un condominio frente a hacerlo en una casa. Así va a poder decidir qué tipo de propiedad es la que usted necesita.

[MINI-GUÍA GRATUITA] 8 Pasos para Comprar una Casa en Miami

Estilo de vida

Una casa es una buena inversión si está esperando ampliar su familia. Esto puede ser si planea hacerlo de forma permanente, como en el caso de los niños, . Aunque también hay muchos opciones más grandes para familias en crecimiento, un condominio suele ser la opción preferida por jóvenes profesionales, estudiantes y viajeros frecuentes

Además, si disfruta con la jardinería u otros trabajos manuales, una casa también le brinda la posibilidad tanto de disfrutar de estas tareas, como de tener su propia piscina, patio, porche o garaje. Si por el contrario lo que busca es poder disfrutar de la piscina, el gimnasio, el spa, la sala del club, la sala de juegos, el salón y más, entonces un condominio puede facilitarle todo esto y, además, que sea la propia asociación de condominios quien se haga cargo de las reparaciones y el mantenimiento.

Si le gusta volver a casa y cerrar las puertas al mundo, con una casa puede evitar toparse con vecinos en el ascensor o compartir su piscina con un extraño. En cambio, si le atrae la idea de conocer gente y mantenerse conectado, entonces un condominio puede ayudarle a conocer caras nuevas que impulsen su faceta más social.

Una casa es ideal para aquellos que busquen aislamiento, pero que tengan acceso al centro de la ciudad rápidamente. Un condominio lo coloca en plena acción dado que la mayoría de edificios de condominios están situados cerca de las zonas de trabajo, con buena conexión con el transporte público y cerca de toda la diversión

Si es alguien casero y adora la calidez de su hogar, una casa le puede proporcionar toda la seguridad y estabilidad que tanto necesita. Los viajeros frecuentes apreciarán la conveniencia de «cerrar y salir» que viene con ser propietario de un condominio.

Espacio

Las casas normalmente cuentan con un mínimo de dos a cuatro habitaciones. Esto las convierte en la elección correcta para familias numerosas o que quieran tener la flexibilidad de añadir más habitaciones si fuese necesario. Los condominios, por su parte, surgieron con la idea de ser compactos, por lo que la mayoría de opciones que encuentre disponibles van a ser opciones más pequeñas.

Otra diferencia entre comprar una casa y un condominio, es que mientras que las casas le dan la oportunidad de modificar el espacio habitable (siempre y cuando disponga de la superficie) para satisfacer sus necesidades, mientras que los condominios habitualmente vienen con un diseño estándar y requisitos estrictos que hacen que emprender proyectos de mejoras para el hogar requiera de permisos especiales.

Es decir, que mientras que las casas le otorgan la libertad de crecer, ya sea agregando o modificando habitaciones, también le permiten añadir una piscina, una barbacoa, organizar celebraciones en el porche o cuidar y hacer crecer un bonito jardín. Los condominios simplemente cuentan con un número de servicios fijos.

En una casa, las opciones de desarrollo son casi infinitas: puede habilitar una habitación libre en el sótano o en el ático, o construir su propio gimnasio o despacho. El diseño compacto de los condominios hace que estas modificaciones no sean tan sencillas de llevar a cabo. Además, los visitantes deberán registrarse cuando entren y salgan para poder disfrutar de las comodidades.

El garaje es uno de los puntos fuertes cuando se trata de elegir entre casa o condominio. Muchas personas ya optan por convertir directamente el garaje en un cobertizo convertido en un espacio de almacenamiento. En ese sentido, el estacionamiento asignado para su vehículo en un condominio solo puede ser utilizado para eso. Un condominio es la mejor ruta para una vida minimalista, ya que en otro caso, deberá alquilar una instalación de almacenamiento local.

Si adora los animales, este punto también debe tenerlo en cuenta. En una casa puede tener la libertad de adoptar tantas mascotas como quiera. Teniendo, además, el espacio suficiente para moverse libremente. En el caso de los condominios, tendrá que conocer las reglas de la asociación respecto a la presencia de mascotas, ya que a día de hoy existen opciones de condominios que son más flexibles con los animales.

Comunidad, tranquilidad y seguridad

La mayoría de casas se construyen en un entorno idílico, con calles arboladas, espacio para que los niños jueguen y un ambiente acogedor en general. Una casa de este tipo es la puerta entre el caos de la ciudad y su propia tranquilidad. Por eso, los condominios suelen ser una gran opción para quieren estar rodeados de vida y vivir cerca de la acción.

Como ya hemos comentado, una casa lo separa del ajetreo y el ruido. Esto en cambio, supone un mayor esfuerzo para conocer a sus vecinos. En un condominio, solo debe dirigirse al gimnasio o a la piscina para encontrarse con personas de gustos afines.

Y aunque la seguridad de su casa recaiga enteramente sobre usted, instalar un sistema de seguridad no garantiza que no vayan a surgir los problemas. Todos los condominios, a día de hoy, suelen contar con algún tipo de seguridad o vigilancia incluida en su tarifa mensual.

Accesibilidad

Para otorgar libertad, las casas generalmente se construyen lejos de la ciudad, lo cual hace complicado moverse a lugares de interés o al trabajo. Eso por no mencionar que encontrar una casa asequible en el centro o en barrios populares puede ser bastante complicado. Los condominios se centran en ofrecer acceso a jóvenes profesionales y personas que buscan segundas residencias en lugares de interés próximos, como el trabajo o las zonas de entretenimiento.

Otro aspecto relacionado con la accesibilidad tiene que ver con la falta de acceso a las carreteras principales y a una variedad de opciones de transporte público. Si compra una casa, va a depender en gran medida de su vehículo privado y debe tener en cuenta que a veces las carreteras se encuentran a una distancia considerable en automóvil de su casa. Como los condominios se construyen normalmente en el centro de la ciudad (o en sus proximidades), las opciones de transporte público son mayores. En Miami, el mayor grupo de edificios de condominios se puede encontrar junto a paradas a lo largo de las rutas de Metrorail, Metromover y MetroBus, así como rutas arteriales como la I-95, Dolphin Expressway, Biscayne Blvd y más.

Comodidades

Cuando es propietario de su propia casa, tiene la oportunidad de elegir el tipo de servicios que le gustaría disfrutar. Puede pensar en una piscina, una zona de barbacoa, un jardín con invernadero o un jardín zen. Pero hay muchas opciones más: un área de juegos la aire libre, una casa en el árbol, una caseta para su perro y mucho más. ¡Puede personalizar sus comodidades para adaptar su casa exactamente a sus gustos y necesidades!

Los condominios en estos días se están construyendo con comodidades asombrosas. Las piscinas, spas, gimnasios y jardines se han convertido en la norma. ¡Los últimos edificios de condominios ahora están creando campos de fútbol, simuladores de golf, salas de puros, bodegas, salones de fiestas, simuladores de autos de carrera, helipuertos, restaurantes, galerías de arte y puertos aéreos para autos voladores!

Mantenimiento y facturas

Cuando se trata del mantenimiento de una casa, este podría ser mayor a largo plazo en una casa con comodidades similares a las de un condominio. La tarifa mensual fija que suelen requerir pagar los condominios puede cubrir una amplia de instalaciones y comodidades que puede resultarle más barata al final del día.

Análisis los gastos mensuales

Hacer reparaciones en la piscina, reemplazar el calentador del agua o reemplazar el techo, en una casa usted es dueño de tomar decisiones para presupuestar y planificar. En cambio, con un condominio los gastos de mantenimiento se van a mantener fijos. Esto le impide recortar gastos, por lo que en un condominio tiene asociada una larga lista de comodidades disponibles para sus propietarios, también conlleva la imposibilidad de reducir su tarifa mensual.

Elección vs. Compulsión

En una casa unifamiliar usted decide todo al 100%: desde arreglos y reparaciones, hasta renovaciones por completo. En un condominio, tanto si quiere mover una pared o renovar la cocina, tendrá que disponer de la aprobación de su asociación de condominios.

Como ve, elegir entre una casa y un condominio es fácil si comprende de qué manera prefiere vivir.