Cómo elegir un buen agente inmobiliario

Vender una casa puede ser una tarea abrumadora tanto si es la primera vez, como si ya lo ha hecho antes. Mucho más si no sabe cómo elegir un buen agente inmobiliario que le haga progresar con la transacción.

Por eso, muchas personas optan por elegir un agente de bienes raíces. Las razones principales por las que alguien busca ayuda profesional de un agente de bienes raíces incluyen su capacidad para atraer compradores interesados, su capacidad para guiar y hacer progresar a los vendedores a lo largo del proceso de venta, y su capacidad para gestionar las negociaciones contractuales.

Si bien disponer de la colaboración de un agente experto en cuestiones inmobiliarias engloba múltiples ventajas, la realidad es que no siempre es fácil encontrar al agente inmobiliario adecuado.

Hoy va a conocer algunos consejos sobre cómo elegir un agente inmobiliario que se adapte exactamente a sus necesidades.

[CONSULTA GRATUITA] Hable con un Experto Inmobiliario para aprender a Invertir con una Propiedad en Miami con Seguridad

Realice su propia investigación del mercado

Para empezar, lo mejor es acudir al mercado inmobiliario local en persona. Caminar por el vecindario y buscar letreros de bienes raíces le ayudará a comprender mejor qué es lo que se vende y quiénes tienen más éxito. La gente suele elegir un agente inmobiliario por dos cosas: los carteles que tenga en venta y el reconocimiento del nombre del agente dentro de su comunidad.

También puede localizar casas con jornadas de puertas abiertas para observar cómo trabaja el agente en cuestión. Puede obtener muchos datos si presta atención a su presentación, pero su personalidad y química profesional también pueden darle muchos detalles.

Compare diferentes agentes inmobiliarios

Realizar una búsqueda en línea rápida acerca de los nombres de los agentes inmobiliarios que ha identificado puede serle de utilidad para obtener una referencia personal. Fíjese tanto en las críticas positivas, como en las negativas. Tome nota de cómo responde ese agente a todo tipo de críticas.

Otra posibilidad es encontrar un agente de bienes raíces mediante una referencia. Las referencias personales de amigos o familiares de confianza son una de las fuentes más fiables para encontrar al mejor agente de bienes raíces disponible.

Entreviste a diferentes agentes inmobiliarios

Cuando haya encontrado algunos agentes inmobiliarios, es el momento de reunirse con ellos. Elija a sus tres favoritos para comparar y contrastar a alguien que se ajuste bien a lo que necesita. Puede verlo como una entrevista de trabajo, donde conocer a fondo cuál es el que más le conviene.

Algunas cuestiones que puede ayudarle a resolver son:

  • Cuánta experiencia tiene en el sector de bienes raíces.
  • Si trabaja más con compradores o con vendedores.
  • Número de clientes actuales.
  • Si trabaja en equipo.
  • Cuál es su especialidad.
  • Si está capacitado para gestionar su situación.
  • De qué manera comercializará su propiedad.

Tenga claras sus expectativas

Es importante dejar claras sus preferencias de comunicación. Asegurándose de que ambos se mantienen en la misma página, le puede ayudar a estar informado en la frecuencia y canales que usted se sienta cómodo. Quizá prefiere una llamada rápida, pero el agente solo responde al correo electrónico. O quizá tenga muchas dudas, pero el agente solo responda a actualizaciones quincenales. Tenga en cuenta lo que necesita para a alguien que se ajuste bien.

Si está tratando de vender una propiedad, deje claros desde el principio todos los requisitos específicos para completar la venta on éxito. Compartiendo con su agente los detalles importantes desde el comienzo hará que su agente sepa qué esperar.

También pueden comentar la estrategia de venta que planea seguir. De este modo sabrá si se harán jornadas de puertas abiertas, visitas, tiempo de entrega, método de comercialización, etc.

Sepa que las mejores relaciones entre agentes y vendedores son aquellas que se definen por unas expectativas de inversión inmobiliaria realistas y alcanzables por ambas partes. Deje constancia por escrito de la estructura de la comisión, el precio de lista y la duración del contrato.

Elegir un buen agente inmobiliario es mucho más simple si se consideran las características esenciales de un auténtico profesional de bienes raíces:

  • Conoce el área local y el vecindario.
  • Se familiariza con las características de la propiedad que está vendiendo.
  • Comunicación accesible y amigable.
  • Críticas positivas. Manejo profesional de comentaros negativos.
  • Buen reputación local.
  • Buen negociador. Creativo y solucionador proactivo de problemas.
  • Experto en su escenario de venta.
  • Atento a sus necesidades.
  • Capaz de ofrecerle una cotización por adelantado.