9 formas de encontrar su casa o departamento ideal en Miami

Cuando se trata de encontrar su casa o departamento ideal en Miami lo más importante ser cauteloso.

Es evidente que se trata de una gran inversión, y por ello debemos sentirnos confiados de estar tomando la mejor decisión. Pero… ¿cómo saber si ha encontrado la propiedad correcta? ¿Es suficiente el instinto? ¿O es mejor tener en cuenta otros factores más convincentes?

Hay algunos indicadores que pueden ayudarle a saber si se encuentra entre la propiedad ideal para usted.

Muchas personas se decantan de inmediato por esa propiedad que les transporta a algún lugar del pasado donde se sintieron especialmente felices… pero todavía hay información subyacente que puede ayudarlo a tomar la decisión correcta.

[MINI-GUÍA GRATUITA] 8 Pasos para Comprar una Casa en Miami

Visite la propiedad

Esto forma parte de la emoción de comprar una casa en Miami: visitar la casa que podría convertirse en su nuevo hogar.

Solo cuando acude personalmente a revisar la propiedad es cuando puede saber exactamente qué sensaciones le produce. Descubra verdaderamente si esa casa le atrae, y responda… ¿cuál es la primera impresión que le produce?

Siente la casa como suya desde el primer momento

Solo va a necesitar tres segundos para saber si la casa en la que acaba de entrar le hace sentir cálido y cómodo. Explórese y averigüe si la propiedad le transmite algo, si le apetece ir más allá. Si se siente como en casa, probablemente sea porque lo es.

Se siente confortable en el baño

Este es uno de los mejores secretos para saber si está ante su próxima casa. Si se siente cómodo cerca y entra en el baño casi por inercia, puede ser porque está ante la casa de sus sueños.

Se siente a la defensiva respecto a la propiedad

Si presta gran atención a los detalles de la casa, como alguna mancha en la cocina o alguna reforma viene a su mente tan pronto como la ve, puede que sea porque está ante la casa definitiva.

Podríamos decir que estos son los síntomas de alguien que se ha «enamorado» de una propiedad, por lo que a partir de aquí simplemente debe tener en cuenta lo fácil o difícil que va a ser remediar esos defectos, si en algún momento se da cuenta de que es imprescindible resolverlos.

Imagina la disposición del mobiliario

Esta es una de las mejores formas de encontrar su casa o departamento ideal en Miami: tan pronto como entra en la propiedad empieza a visualizar exactamente cómo podría distribuir los muebles, posiblemente sea porque está ante su casa ideal.

Si ya se ve colocando la decoración de Navidad o es capaz de visualizarse en un día corriente entrando por esa puerta… es una señal clara de que esa es su nueva casa en Miami.

Cumple con todas sus expectativas

Seguramente la propiedad no cuente con todos los requisitos básicos que usted había previsto. Puede que tenga el número de habitaciones que buscaba y el espacio que necesita. Pero quizá carezca de otras cualidades, como garaje o pobre iluminación, y se dé cuenta de que eso no es realmente importante después de todo.

Si siente un impulso repentino de ser flexible, es una buena señal de que está en la propiedad correcta.

Cree que ya ha mirado suficientes propiedades

Si automáticamente entra en una propiedad y de inmediato deja de sentir que todas las propiedades que ya ha visto han dejado de atraerle es porque compara cada propiedad con esta y ha descubierto que ninguna de esas está a la altura.

Revise su clasificación y explore qué sentimientos le produce esta.

Está deseando enseñarle la casa a sus seres queridos

Si toma fotos, llama a algún familiar o envía un mensaje de texto a sus amigos… tal vez sea porque después de terminar su primer recorrido por la vivienda ya siente que está en el lugar correcto.

Está deseando volver

Si tan pronto como abandona la propiedad ya está planeando su próxima visita para ver la casa a una hora diferente del día o acudir con otra persona, tan solo pídale a su agente que le envíe las divulgaciones del vendedor para asegurar de que todo está en óptimas condiciones. Este es el momento de empezar a discutir ofertas, porque con casi total seguridad… ¡ya ha encontrado su casa!